YoPublico.cl
Por YoPublico.cl , 30 de noviembre de 2022

5 consejos para llevar tus uniformes clínicos con estilo

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 2 meses
Compartir

Lo sabemos, el día a día de un profesional de la salud no es fácil. En su llamado a ayudar a los demás, podemos reconocer que no se trata de una profesión glamurosa. Extensas jornadas, pocas horas de sueño, largas horas de pie, todo enmarcado en situaciones de mucho estrés, aunque también mezcladas con momentos de alegría y triunfo.

En este contexto, es normal que pensemos que la “moda” no va de la mano de la atención médica. Pero no es así. Al igual que en cualquier otro ámbito, los profesionales de la salud desean verse bien en sus lugares de trabajo, expresando su personalidad y mostrando estilo y profesionalismo. Y es que un traje clínico además de sus funciones prácticas, debe hacerte sentir bien contigo mismo. ¿Por qué? Bueno, si te sientes bien contigo mismo, también podrás desempeñar tus labores mucho mejor y ayudar a otros.

Si ya has comprado tus uniformes médicos, pero no estás seguro de cómo vestirlos y quieres agregar un poco más de estilo y flexibilidad a tu atuendo, sigue leyendo para descubrir cinco consejos para darle un toque único a los trajes que te acompañan en cada jornada.

  1. Tu uniforme siempre limpio.

Sí, suena obvio, pero es mejor empezar por aquí. Mantener tus uniformes clinicos impecables es fundamental para crear un buen look. Para ello, recuerda escoger uniformes confeccionados con telas que sean de fácil mantenimiento y resistentes a manchas y derrames. Recuerda que tu traje clínico no solo te protege de gérmenes y otros contaminantes, sino que al tener una apariencia prolija y sin arrugas te dará siempre un aspecto profesional.

       2. Juega con los colores

Si el código de vestimenta de tu lugar de trabajo lo permite, te recomendamos experimentar con los colores de tus uniformes. Combina piezas de distintos colores y modelos durante los días de la semana, para diferentes eventos o según las estaciones.

Si prefieres un color específico y quieres apegarte a él, puedes probar diferentes tonos de ese color o crear un conjunto que mezcle y combine tonos del mismo color (ejemplo, si tu color es el azul, puedes combinar una pieza en azul marino con otra de azul más claro, o con un color análogo, como el vino).

Por supuesto, si quieres generar un impacto visual, un atuendo en un solo tono hará que llames la atención, siempre de manera favorable.

       3. Juega con los complementos, donde puedas

Por lo general, los accesorios no están bien vistos en un entorno de atención médica, especialmente por practicidad e higiene. Las joyas pueden quedar enganchadas en superficies o en un trozo de tela, y pueden acumular bacterias que luego son difíciles de desinfectar. Algunos lugares de trabajo incluso prohíben los relojes, ya que la suciedad se puede acumular debajo de la correa.

A pesar de esto, aún existen formas de personalizar tu atuendo médico mientras te mantienes fiel a estos códigos de vestimenta. Ejemplo,  aretes sencillos y pequeños que no cuelguen pueden agregar un delicado toque personal. También puedes considerar usar otros tipo de accesorios como una chaqueta favorecedora (aprobada por tu centro de salud) o un par de calcetines que por supuesto, combinen a la perfección con tu uniforme. ¡Recuerda ser creativo!

       4. No olvides los zapatos.

Aquí no hay duda, los zapatos de un profesional de la salud deben ser cómodos. Estarás de pie la mayor parte del día, a menudo realizando actividades agotadoras. Es imprescindible estar cómodo en este sentido para poder cumplir las funciones a cabalidad y a la vez, evitar problemas de salud y dolores en pies, piernas y rodillas.

Para esas largas jornadas, considera zapatillas de deporte de preferencia sin cordones, y que sean fáciles de poner y quitar. También debes considerar que sean de un material fácilmente lavable. Tomando todo esto en cuenta… ¡Es momento de divertirse! De ser posible, procura combinar tus zapatillas con los colores de tus trajes clinicos, y ten presente que unos buenos zapatos requieren calcetines cómodos… ¡Expresa tu personalidad también a través de ellos!

       5. Encuentre el calce perfecto

El buen o mal ajuste de un uniforme clínico en tu cuerpo puede deshacer completamente tu atuendo o hacerlo brillar. Cuando busques uniformes médicos a la moda, procura tomar en cuenta el diseño y calce, de forma que tu traje se adecúe a tu figura apropiadamente. no demasiado apretado, de modo que puedas colocar capas debajo de él, y tampoco demasiado holgado, ya que además de poco favorecedores pueden resultar incómodos.

Por supuesto, con todas las poleras y pantalones médicos, hay consideraciones clave que no debes olvidar al momento de tu compra: funcionalidad, comodidad y durabilidad de la tela, que por supuesto van a influir en el resultado final de tu atuendo.

En general, lo importante es cómo te sientas con cualquier cosa que te pongas, incluidos los uniformes médicos. ¿Qué te hace sentir feliz? ¿Qué expresa tu verdadero yo? Reflexiona en tus gustos y personalidad y paso a paso irás logrando un look distintivo y profesional para tus jornadas.

Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel