Actualidad
Por María Isabel Triviño , 24 de agosto de 2020

Confirmado: una bala calibre 22 impactó a menor herida en atentado

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de un año
Fuente: PDI Araucanía.
Compartir

Una bala calibre 22, y no un perdigón como se informó preliminarmente, fue la que impactó en la espalda a la niña osornina de 9 años, durante el atentado incendiario ocurrido la noche del 21 de agosto en la ruta que une Angol y Collipulli, mientras viajaba junto a su madre en el camión conducido por su padre Alejandro Peña. 

El fiscal de alta complejidad Carlos Cornejo precisó que ese fue el tipo de proyectil que personal médico del Hospital Regional de Temuco extrajo 

Asimismo, comentó que “el camión en el que circulaba la menor afectada recibió seis impactos balísticos, de los cuales se puede establecer que algunos fueron de proyectil único (balas) y otros de proyectil múltiple (perdigones)”.

El fiscal Cornejo señaló que estos antecedentes son fruto de las diligencias que el Ministerio Público ha desarrollado en coordinación con la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) 

Al respecto añadió que a partir de la versión de las víctimas, el trabajo de peritos en el sitio del suceso ubicado en la comuna de Collipulli y el análisis de los vehículos involucrados, han podido establecer que los autores del atentado fueron al menos cuatro personas que portaban armamento tanto largo como corto, como también que los disparos los efectuaron directo hacia las cabinas de los tres camiones involucradosr. 

HECHOS

La Fiscalía de la Araucanía informó que conforme a declaraciones de las víctimas, a las 23:34 horas del viernes 21 de agosto, R. I. A. transitaba por la citada ruta 182 en el primer camión, en dirección a Collipulli, cuando vio que había una barricada incendiaria, en el kilómetro 8,3. Se detuvo y llamó al 133 de Carabineros, mientras trató de retroceder y dar la vuelta. 

Relató que en ese momento sintió dos impactos balísticos en la puerta del copiloto, por lo que decidió avanzar sobre la barricada, recibiendo un tercer impacto en el parabrisas. Luego, se trasladó hasta la tenencia de carreteras de Malleco.

En tanto L. V. Ll., conductor del segundo camión, y su copiloto M. C. A., se percataron que estaba detenido un camión en la vía producto de una barricada y escucharon entre 4 y 5 disparos. El chofer comenzó a retroceder, en ese momento vieron la silueta de una persona y recibieron un disparo en el parabrisas, que atravesó hasta la parte posterior de la cabina del camión. 

Añadieron que mientras iban en retroceso avisaron a un tercer camión que estaba estacionado, oyeron más disparos y vieron cómo el tercer vehículo fue abordado por cuatro sujetos, quienes abrieron las puertas y bajaron a los ocupantes. 

Quienes viajaban en el segundo vehículo de carga continuaron hasta el vertedero y el copiloto, Mario Canales, resultó con lesiones en rostro y fue trasladado por la Bipe Angol hasta el hospital de Victoria, en el que le practicaron exámenes y radiografía.

El tercer camión, era conducido por A. P. C., y lo acompañaban su esposa J A. P. G. y su hija Monserrat. Los padres relataron que vieron un camión que venía en retroceso, cuyos ocupantes les avisaron de la barricada y disparos. 

Empezó a retroceder también, pero no lograron avanzar por qué estaba el otro camión. Escucharon seis disparos y luego se acercaron al camión cuatro sujetos, quienes los intimidaron con armas de fuego largas y cortas y obligaron a descender del vehículo a los integrantes de la familia osornina.

Según señalaron Alejandro Peña y su señora, comenzaron a correr y observaron que la cabina del camión ardía en llamas. Tras pasar la barricada se encontraron con personal de Carabineros que los llevaron a constatar lesiones y se percataron que la menor tenía una herida en la espalda, la que fue revisada en el hospital de Collipulli.

En ese centro asistencial establecieron que Monserrat tenía "una lesión circular en región supra pélvica derecha". Fue transportada al hospital de Victoria para mayores exámenes, donde le realizaron una radiografía lumbar y constataron que mantenía "un cuerpo extraño radiopaco en región lumbosacra", por lo que fue derivada a hospital regional de Temuco, para evaluación de un neurocirujano. 

VEHÍCULOS 

Información de Fiscalía también dio cuenta que el tercer camión, en el que viajaba la familia osornina, resultó con la cabina incendiada y disparos. El vehículo, cargado con cemento que venía desde Coronel hacia el sur, es marca Scania, modelo 410, color blanco, es de propiedad de la empresa HM y se ignora si posee seguros.

El segundo camión, marca Mercedes Benz, modelo Atego, color blanco, tuvo daños con perdigones y proyectil único (bala) en la cabina. Es propiedad de la empresa Faenadora de Carnes Victoria y no portaba carga, pues venía de entregar carne en Concepción y se ignora si tiene seguros.

Y el primer camión, marca Iveco, modelo Stralis, color rojo, presenta daños con perdigones. Es de propiedad de la empresa de transporte Vásquez Limitada y cuenta con seguros asociados.

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario de Osorno, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma de Global Channel SPA

Powered by Global Channel